11 razones por las que necesitas ser independiente

¿Eres un ser independiente en un mundo tecnológico complejo? ¿Quieres éxito y una vida independiente para ti y tus seres queridos?

Una vida independiente siempre ha sido esencial en nuestra sociedad, pero cuanto más maneja más la tecnología nuestro mundo, ser independiente se vuelve más difícil.

Ser independiente, ¿qué es?

Tienes una infinidad de recursos e información en Internet que te darán respuesta a todas las preguntas que puedas generar. Sin embargo, la independencia no significa que simplemente puedas confiar en tu teléfono inteligente para resolver todos tus problemas. Debes tener intelecto y poder personal para hacer uso de la tecnología y permitirte satisfacer tus necesidades.

Los beneficios de una vida independiente

11 razones por las que necesitas ser independiente

La tecnología avanza a un ritmo tan rápido. Puedes hacer tu vida más fácil, pero incorporar la tecnología a tu vida de manera efectiva no es nada simple. Además, uno no puede simplemente confiar en la tecnología para resolver todos los problemas. Por un lado, no siempre tienes acceso a la tecnología que necesitas, y hay aspectos de la vida en los que la mente y el cuerpo humanos son insustituibles.

Mantener la autosuficiencia es difícil en un mundo tecnológico acelerado, pero vale la pena el esfuerzo. La independencia te beneficia en 12 amplias áreas:

  1. Aumenta la confianza en tí mismo y tu autoestima. Un aumento de la confianza en uno mismo significa que confías en ti mismo para ser competente en las situaciones que enfrentas, y un aumento de la autoestima le da una perspectiva positiva de tí mismo. La independencia en el aprendizaje infunde confianza porque crees en los conocimientos y las capacidades que posees para afrontar cualquier desafío.
  2. Disminuye la carga que coloca sobre la familia, los amigos y la sociedad.  Si eres capaz de satisfacer tus propias necesidades con la ayuda de la tecnología, no tienes que depender de la ayuda de otros. En lugar de ser una carga, aligeras la carga de los demás.
  3. Te convierte en un activo para ayudar a otras personas. No es malo necesitar ayuda. Todos lo necesitan en algún momento. Pero, con la independencia viene la capacidad de cuidarte a tí mismo y ayudar a otras personas con el conocimiento y las habilidades que tienes. Las personas aprenden a confiar en ti como un recurso beneficioso y buscan tu ayuda.
  4. Mejora tu reputación entre amigos y colegas. Cuando demuestras que eres independiente, otras personas te ven positivamente como un contribuyente a la sociedad más que como un dependiente. Hoy, la reputación determina hasta dónde puedes llegar en la vida. La independencia crea una reputación poderosa.
  5. Te lleva a la libertad financiera porque eres hábil y capaz. Puedes trabajar y ganar salarios que te permitan mantenerte y prepararte para el futuro. La incertidumbre financiera es aterradora, pero la independencia empodera.
  6. Te da independencia social y destreza. El mundo en el que vivimos es social tanto en situaciones cara a cara, como en línea en las interacciones en las redes sociales. La sociabilidad es esencial para ser humano, y ser independiente te brinda la capacidad de maniobrar en la sociedad y mezclarte con la gente. Esto permite amistades, redes y colaboración.
  7. Te hace físicamente capaz de cuidarte a ti mismo y a los demás. A pesar de las discapacidades, cuanto más capaz estés físicamente, mejor podrás lidiar con situaciones en tu entorno.
  8. Te llena de una sensación de alegría y felicidad que no puede provenir de ninguna otra fuente. La felicidad proviene de la independencia, la autoestima, la capacidad para asociarse y ayudar a los demás y la actividad física.
  9. Te  coloca en una posición para ser un innovador con pensamiento independiente. Independientemente de tu ocupación o lugar de trabajo, la innovación es un bien valioso y la creatividad independiente te convierte en un activo poderoso para tu empleador o para tu propio negocio.
  10. Te hace móvil en lugar de estar confinado dentro de tu comunidad. Esto significa que puedes actuar, moverte y operar libremente como mejor te parezca. No estás atado a tus circunstancias actuales, y puedes alterar tu futuro para mejor.
  11. Te prepara para un mayor progreso y autosuficiencia. Debido a que puedes confiar en tí mismo, puedes mantenerte al día con la tecnología y, con ese recurso, puede lograr lo que quieras, y posees los medios para una progresión infinita. En lugar de quedarte atrás con cada nuevo paso que da la tecnología, puedes adelantarte a los cambios y adaptarse según sea necesario.

Establece metas para una vida independiente y autosuficiente

Declara tu propia independencia si aún no lo has hecho. Independientemente de tus circunstancias actuales, tienes acceso a oportunidades, educación y tecnología para elevarte.

Este también es un legado poderoso que le transmitirás a los niños, la familia y quienes te rodean. Demostrarás, con el ejemplo, que la independencia conduce a la felicidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *